lunes, octubre 3, 2022

Desde la compañía hasta la iluminación: qué debemos tener en cuenta a la hora de comer

Por Alberto Cormillot

En la segunda entrega de ¿qué comer y cómo?, analizamos otros aspectos se deben evaluar a la hora de sentarse a la mesa, tanto en casa como en locales gastronómicos

Habíamos dicho, la vez pasada, que la pregunta no es solamente qué comer, sino cómo comer. Hubo un esquema que usamos durante muchos años que es el plato. El plato, usted lo puede encontrar porque lo hemos grabamos para la vez anterior. Hoy vamos a hablar de la bandeja que rodea al plato, que tiene algunos elementos que se los voy a contar, en su mayoría.

En esta bandeja, lo que tenemos abajo de todo es el color. Hay colores que predisponen a comer más y colores que predisponen a comer menos. En general, los colores que predisponen a comer menos son los colores pastel y los colores suaves, ya sea en las paredes o en la vajilla.

Después, tenemos la luzUna luz tenue te predispone a relajarte y comer más. Si la luz es muy fuerte, como ocurre en los locales de comida rápida. Uno come más rápido.

Cuando la iluminación es muy fuerte, uno come más rápido
REUTERS/Evgenia Novozhenina
Cuando la iluminación es muy fuerte, uno come más rápido

Los sonidos. Una música suave también invita a relajarse, pero una música muy fuerte te va a generar, posiblemente, tanto estrés que también vas a comer más.

Después viene la mesa y la sillauna mesa y una silla confortables invitan a seguir comiendo. Un taburete incómodo te invita a comer más rápido.

El servicio. Una persona que te atiende bien, ya sea alguien de la familia o en un lugar donde vas, como en un local de comidas, si te atienden bien, posiblemente comas más. Y si te atienden mal, posiblemente comas menos.

Cuando las personas tienen mucha variedad de comida para elegir, pica mucha mayor cantidad de comida
(Getty)
Cuando las personas tienen mucha variedad de comida para elegir, pica mucha mayor cantidad de comida

La compañía. Hay gente que es agradable para seguir comiendo porque es agradable la compañía, pero cuando la produce discusiones también te va a impulsar a comer. Tené pensado eso, con quién estás cuando comes.

Finalmente viene la diversidad. Si vos cambiás mucho los gustos de la comida, vas a comer más. Fijate que en un banquete o en un cóctel, la gente tiene mucha variedad y pica mucha mayor cantidad de comida.

Con respecto a la planificación semanal, a eso le voy a dedicar todo un tiempo en el próximo programa. No se lo puede perder.

Es importante tener pensado con quién compartiremos la mesa
Es importante tener pensado con quién compartiremos la mesa

Bonus track: un repaso por la entrega anterior

La pregunta que más he escuchado en mi vida es: “Doctor, ¿qué hay que comer?” y se lo voy a ir contando a raíz de una última publicación. Pero la otra pregunta que quiero contestar es “cómo comer”. Para eso usamos, dentro de nuestra red, un plato con la bandeja. El plato tiene un esquema donde, en primer lugar, dice que conviene distribuir la comida varias veces por día, por lo menos cuatro.

Le recuerdo que, de la misma forma que la gastronomía, tiene que ver con las normas de la alimentación. Sin embargo, para la gente que anda por la calle no hay normas. Entonces, dentro de eso, por lo menos comer al menos cuatro veces al día. Cuando uno se ordena empieza a comer mejor. Si se puede agregar una colación antes del almuerzo y una antes de la cena, eso es conveniente porque disminuye el apetito para la próxima comida.

Para aumentar el volumen de las comidas se puede apelar a las verduras, las frutas y las legumbres, entre otros alimentos
(Getty)
Para aumentar el volumen de las comidas se puede apelar a las verduras, las frutas y las legumbres, entre otros alimentos

Después está el tema de la porción. Por ejemplo, si una persona está comiendo cinco galletitas, no baje a una, baje a cuatro. Porque eso es sostenible. No va a bajar con la misma velocidad, pero va a bajar en forma sostenida. Lo mismo si está entre la posibilidad de elegir un envase grande y uno chico: elija el chico.

Después viene el tema del volumen. Acá, en la parte de arriba del plato tenemos el volumen. Cómo aumentar el volumen de la comida para que uno se llene con menor cantidad de calorías. Bueno, con líquidos. Tomar bastante líquido, especialmente líquido con burbujas. Y, después, todo lo que sea vegetales, frutas, verduras, legumbres. Pero recuerden que no es solamente ver cuál es la respuesta a una duda, sino que la cuestión más importante es cuál es la pregunta que tengo que hacer.

Fuente: Infobae

Recientes